martes, 28 de enero de 2014

Amor puro (si alguien te hace estos roles de canela significa que te quiere de verdad)

Tengo una fijación con los roles de canela. No sé por qué. Desde que vivía en México cada vez que pasaba por una tienda Cinnabon o por algún lugar que tuviera roles de canela calientitos y que se vieran tiernos y esponjosos, comenzaba a salivar.

Quinta vez que los hago y son los más ricos! Ya agregué abajo los cambios en la receta de masa y icing.

De hecho desde que comencé a hornear hace poco más de un año, de mis recetas pendientes era hacer roles de canela, pero no me animaba por temor a no tener brazo fuerte para aguantar el amasado (aún no contaba con robot de cocina) y el tema de la bollería me sonaba aún terreno lejano y desconocido. Así que lo que hice en aquel entonces fue hornear unos cupcakes inspirados en los roles de canela. Este fue el resultado:

Cinnamon roll cupcakes
Pero el antojo evidentemente seguía latente...y fue hasta el día de mi cumpleaños en noviembre pasado, que me animé a regalarme unos roles de canela, pues mis padres y mi hermano ya me habían regalado un robot de cocina maravilloso :) Investigué varias recetas, las fusioné y este fue el resultado:

Primera hornada
Estos primeros roles me gustaron (y a todos los que los probaron también) pero el frosting lo sentí un poco espeso y quería que la masa fuera aún más húmeda.

Así que una semana después hice mis segundos roles, que en realidad fueron mini-roles porque con las mismas cantidades de ingredientes, hice que salieran casi el doble (22 en lugar de 12). Esta ocasión lo que cambié fue que en lugar de barnizarlos con huevo antes de hornearlos, los barnicé con nata. Este fue el resultado:

Segunda hornada
Como eran más pequeños, siento que debí dejarlos menos tiempo en el horno o a menor temperatura, porque aunque no estaban mal, sí me parecieron algo secos. Además cambié el frosting por uno menos espeso, pero no quedó tan líquido como quería. Decidí que mi tercer intento tenía que ser el mejor.

Investigué muchas recetas buscando aquellas que enfatizaran lograr una masa húmeda y esponjosa. Después de encontrar que unas cuantas compartían un ingrediente "secreto" poco común para otorgarle mayor humedad, me animé a hacer esta receta.  El resultado fue el que quería!!


Aquí está la traducción de la receta (que seguí al pie de la letra) y ya veréis cuál es el ingrediente "secreto" ;)

Roles de canela
Ingredientes para 12 roles bastante generosos :)


Ingredientes para la masa:
  • 1 patata pequeña  =  116 g aprox. (he aquí el "secreto"!!
  • 1 y 1/2 cucharadita de sal
  • 500 g de harina tamizada (y un poco extra para amasar, que pueden ser otros 300g más!)
  • 113 g de azúcar
  • 2 y 1/4 de cucharaditas de levadura seca de panadero o 6 y 3/4 de cucharaditas de levadura fresca (16-17 g)
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente (y un poco extra para engrasar bandeja)
  • 1 huevo L

Ponemos la patata en una cacerola con media cucharadita de sal y suficiente agua para que la cubra por lo menos unos 3cm. Cubrimos la cacerola hasta que hierva y cocinamos unos 15 minutos hasta que esté suave.

Mientras, en un bol colocamos la harina tamizada, el azúcar, la levadura seca de panadero* y la cucharadita restante de sal.

(*Si es con levadura fresca, en un bol pequeño deshacemos y disolvemos completamente la levadura en unos 50 ml de agua templada. Añadimos esta mezcla de levadura a los ingredientes secos.)

Drenamos la patata, reservando 1 y 1/4 de tazas del agua de cocción. Pelamos la patata y machacamos. 

Añadimos los 50 g de mantequilla al agua de cocción reservada y mezclamos hasta que se disuelva. Cuando la mezcla de mantequilla se enfríe hasta poder poner un poco en la cara anterior de nuestra muñeca sin quemarnos, añadimos a la mezcla de harina junto con la patata machacada y el huevo.
Mezclamos con el gancho para masas o a mano hasta que esté homogénea, elástica y suave, añadiendo poco a poco la harina necesaria hasta que ya no sea pegajosa (amasar por unos 10 minutos).

Engrasamos un bol grande con mantequilla, metemos la masa y la volteamos de manera que se cubra con un poco de mantequilla. Cubrimos el bol con un trapo limpio o papel film, lo ponemos en un sitio caliente y dejamos que duplique su volumen, por lo menos una hora (en temporada de frío me ha tardado en duplicar tamaño, hasta 2 horas).
  

Ingredientes para el relleno:
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 113 g de azúcar moreno
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente (para untar en la masa extendida)

Mezclamos el azúcar con la canela y reservamos.
Engrasamos un recipiente rectangular o cubrimos con papel de horno.
Ponchamos la masa con un puño para que desinfle y transferimos a una superficie enharinada.
Extendemos con un rodillo hasta conseguir un rectángulo de 20 x 30 cm.
Untamos la masa con la mantequilla, dejando un pequeño margen en las orillas largas y espolvoreamos la mezcla de azúcar-canela.
Untamos con un poco de agua el margen que dejamos, para que selle la masa.
Enrollamos por el lado largo del rectángulo. 


Cortamos 12 roles de unos 2.5 cm cada uno.
Acomodamos en la bandeja, dejando espacio entre cada uno para que crezcan.
Cubrimos con una toalla o papel film y dejamos que dupliquen su tamaño, durante aproximadamente 
una hora.* 
*O ya que están en la bandeja, podemos refrigerarlos durante toda la noche (máximo 12 horas). Al amanecer sacamos los roles y dejamos que lleguen a temperatura ambiente aproximadamente durante 30 minutos, antes de hornear.

Así lucían justo antes de entrar al horno :)
Precalentamos el horno a 175ºC (155ºC con ventilador). Horneamos por 35-40 minutos hasta que estén ligeramente dorados. Mientras, preparamos el icing.


 Ingredientes para el icing (cobertura)*:
  • 9 cucharadas o 135 g de icing sugar
  • 3 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
*La última vez que los hice, además de los ingredientes anteriores, agregué al icing, lo siguiente y me encantó:
  • 2 cucharadas de queso para untar (tipo Philadelphia)
  • 100 g de yogurt natural sin azúcar
  • 1/2 cucharadita de canela

Mezclamos el icing sugar con la leche hasta que esté suave, luego agregamos la vainilla.
*Si queréis podéis agregar los otros tres ingredientes que espontáneamente incluí (queso, yogurt y canela), después de haber mezclado los anteriores.

Ya que sacamos los roles del horno, dejamos que enfríen unos 5-10 minutos en la bandeja. Mientras se enfrían, esparcimos el icing encima de los roles.


Y servimos calientitos!!

¿Un trocito?

Definitivamente son los que más me gustaron de las tres versiones que hice. Y mi familia, que han sido mis conejillos de indias en cada prueba, opinan lo mismo :)


Salieron esponjosos (al apretarlos, la masa regresaba lentamente a su forma original) y aún al día siguiente estaban igual de buenos y no se secaron.

Hasta la muñeca Lalaloopsy Bun Bun Sticky Icing de mi hija (experta en roles de canela) los aprobó, jaja!


Después de haber hecho tres veces estos roles, puedo afirmar que por el tiempo, cariño y dedicación que conllevan, es verdad que representan amor puro. Osea que si alguien te hace unos roles de canela como estos, significa que de verdad te quiere.

Bueno, pues ahora sólo que queda probar una receta que vi de roles de canela hechos con levadura química tipo Royal y que no requieren tiempo para levantar...Cuando la haga os digo si merece la pena el ahorro de tiempo y esfuerzo, jaja!
*Ya que los hice, no me gustaron mucho, este fue el resultado:


Un besazo enorme y gracias por esperar tan pacientemente esta receta!!

Gauri