martes, 29 de enero de 2013

Cinnamon-Roll Cupcakes (o como saciar mi antojo de un Rol de Canela)

Pues después de someterlo a votación, esta fue la receta que ganó para ser la que inaugurara oficialmente la temporada "Sanvalentinesca" en el blog.

No os preocupéis quienes hayáis votado por las otras dos opciones, prometo que las publicaré durante el mes de febrero ;)

La verdad, la verdad, la verdad, el Día de San Valentín en particular, y en general las fechas creadas para incrementar el consumismo (Día del Padre, de la Madre, de los abuelos, etc...) no me encantan, sobre todo cuando se regala por obligación-compromiso-falsedad... Pero lo que es cierto es que cuando la emoción es auténtica, es muy chulo dedicar un día a festejar lo más importante en la vida: el amor.


Esta foto es de nuestro primer viaje juntos a Italia, en el Cilento, donde nació Leo...Uuuuuff!! Ver la foto me hizo ver cuántos años han pasado y cuánto hemos crecido juntos!!

Pero a lo que íbamos: a los cupcakes de rol de canela. Estos son de los primeros que hice, cuando un día traía un antojo ENOOOOORME de unos roles de canela. Prometedme que no os burlaréis del infantil detonador de mi antojo (es lo que tiene ser madre de dos pequeñas y que la mayor comparta tus gustos por las Lalaloopsys :P)




Entonces como a esas horas de la tarde/noche no me animé a salir (sobre todo por el viento que ya soplaba de otoño), me puse a buscar recetas para roles de canela y vi como cinco. Acabé cansada tan sólo de verlas e imaginarme lo tardado que sería y yo YA quería saciar mi antojo.

Entonces me topé con una receta de unos muffins de canela pero como no me convencían del todo porque yo quería el glaseado de un rol de canela, fusioné esa receta con esta otra de cupcakes de canela glaseados más lo que "le metí de mi cuchara" como decimos en México.

Pues el resultado fue este:


Así que ya no me enrollo más y os dejo esta primer receta elegida por vosotros para comenzar la semana en un dulce mood romántico :)

Cinnamon-Roll Cupcakes

Ingredientes para 12 cupcakes:

  • 115 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar mascabado
  • 2 huevos
  • 270 g de harina
  • 1 y 1/2 cucharadas de levadura (tipo Royal)
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 150 ml de leche
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas de nueces en trocitos

Para el glaseado:
  • 3 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 g de azúcar glas tamizada
  • 3/4 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de agua caliente

Para hacer el espiral: (invento mío, seguro habrá algún método mejor)
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1/2 cucharada de cacao (sin azúcar)
  • 1 cucharada de azúcar mascabado
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • Gotas de agua caliente hasta lograr la consistencia que desees para hacer el espiral




Procedimiento:

Precalentamos el horno a 180ºC (si es con ventilador, a 160ºC). Preparamos la bandeja de cupcakes con sus cápsulas.
Tamizamos los ingredientes secos en un bol: la harina, la canela, la levadura, el bicarbonato de sodio y la pizca de sal. Reservamos.
En otro bol, batimos la mantequilla con el azúcar mascabado hasta obtener una mezcla homogénea.
Después, añadimos uno a uno, los huevos y seguimos batiendo.
Agregamos la mitad de los ingredientes secos tamizados a la mezcla anterior. 
Ya que están bien incorporados, añadimos la mitad de la leche con la cucharadita del extracto de vainilla. Seguimos batiendo.
Repetimos agregando la segunda mitad de los ingredientes secos tamizados, batimos y después agregamos la segunda mitad de la leche. Finalmente, incorporamos los trocitos de nueces.
Batimos alrededor de 5 minutos hasta obtener una mezcla homogénea y semi-líquida.
Rellenamos nuestras cápsulas con la mezcla a 2/3 de su capacidad (lo más cómodo para este paso es utilizar una cuchara para sacar bolas de helado, así repartes siempre la misma cantidad en cada cápsula y se desprende fácilmente de la cuchara).
Horneamos por 20-25 minutos, o hasta que salga limpio un palillo al introducirlo a los cupcakes.

Mientras se hornean los cupcakes podemos optar por lavar y recoger un poco la cocina o preparar el glaseado (yo a veces opto por lo primero para adelantar, jeje). 
Bueno, para preparar el glaseado, batimos el azúcar glas tamizado con la mantequilla, el extracto de vainilla y las 2 cucharadas de agua caliente. 

Cuando los cupcakes estén listos, los dejamos reposar en la bandeja unos 2 a 5 minutos. Después cogemos cada cupcake y sumergimos la parte de arriba en nuestro glaseado. Si el glaseado se endurece un poco en el proceso, podemos meterlo a microondas y continuar. Podéis dar dos capas de glaseado, dependiendo de cada gusto.

Para preparar la mezcla "marrón" para hacer el espiral, simplemente mezclamos bien todos los ingredientes arriba mencionados. Ya que no escurre el glaseado de los cupcakes, con una manga pastelera y una boquilla muy pequeña (o incluso haciendo sólo un pequeño corte en la punta si es manga desechable) aplicamos nuestra mezcla marrón para hacer el espiral. 

Decoramos con sprinkles de corazones, con nueces o así solitos, son una delicia!!!!!!!



Los 12 cupcakes que hice volaron en dos días!! A veces nos comíamos de a dos, después de cada comida :P (qué culpa pero qué delicia!!!!) Madre mía, ya se me volvieron a antojar!! Ya hasta la tripa empezó a protestar....

Bueno, pues espero os haya gustado y si probáis a hacerla me decís qué tal os ha ido!!

Os dejo un abrazo fuerte, fuerte y enrollado ;)

Gauri












domingo, 20 de enero de 2013

Cupcakes de cajeta (receta para extrañar menos mi tierra)

Cuando fuimos de vacaciones a México hace unos meses, me traje una dotación de alimentos que parecía que iba a vender!! Gracias a Dios no tuve ningún problema para que llegaran íntegros a mi casita:



La gran mayoría fueron regalos de mis padres porque conocen de mis antojos (sumarle que estaba embarazada, ya podéis imaginaros...). Otros fueron obsequios de unas amigas queridas y yo me compré algunos caprichos como el molinillo para hacer el chocolate con leche como lo he probado desde niña, bien espumosito!

Como veréis en la extrema izquierda de la foto, está el bote de cajeta que esa es la que más nos gusta en casa: Quemada y marca Real de Potosí. También me gusta la envinada, pero como estaba embarazada, decidí ahorrarme el alcohol para otra ocasión, jeje.

La cajeta como la conocemos en México, es un dulce hecho con leche de cabra hervida, azúcar morena y canela. Este dulce semilíquido (con la consistencia parecida a leche condensada azucarada) es originario de Celaya, una ciudad del estado de Guanajuato, en México. La diferencia entre la cajeta y el dulce de leche es que el primero es a base de leche de cabra y el segundo, de vaca, lo cual da como resultado sabores y consistencias distintas. Yo he probado ambos y quizá porque me resulta más familiar, prefiero la cajeta :)

En Septiembre de 2010, la cajeta fue declarada "El postre del Bicentenario Mexicano", debido a su historia, tradición y origen. En México se le encuentra en un montón de versiones y postres: en obleas, en chiclosos, en piruletas, helados, en tartas y flanes... Aquí la foto de un flan que me comí en un restaurante de México, bañado con cajeta..mmmmmmm!!!



Así que para Navidad, que venía mi hermano a cenar y que no estaban mis padres, decidí hacer unos cupcakes con un toque mexicano (a ver si así extrañábamos menos nuestra tierra!!).

Busqué en internet y sí encontré unas pocas recetas mexicanas de cupcakes de cajeta, pero no me convencían del todo las proporciones de los ingredientes, así que busqué una receta de las infalibles de Alma  y me topé con la de cupcakes de caramelo, que más o menos tenía cara de poder adaptarla para los de cajeta que tenía en mente...

Así que experimentando, conseguí este resultado, que según todos los que los probaron, quedaron para chuparse los dedos!!


Pues nada, he aquí la receta:

Cupcakes de cajeta

Ingredientes para 12 cupcakes:
  • 115 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 200 g de harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura (tipo Royal)
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 3 cucharadas abundantes de cajeta

Para el cheesecream de cajeta:
  • 120g de mantequilla (siempre a temperatura ambiente)
  • 300g de azúcar glas / impalpable
  • 125g de queso cremoso de untar (no light)
  • 1 cucharada de leche semidesnatada
  • 3 cucharadas de cajeta

Precalentamos el horno a 180ºC (160ºC con ventilador) y preparamos la bandeja para cupcakes con las cápsulas. Tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela y reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se aclare. Agregamos la mitad de la mezcla anterior de harina y batimos a velocidad baja hasta que se integre. A continuación vertemos la mitad de la leche, con el extracto de vainilla disuelto, y volvemos a batir. Echamos la otra mitad de la mezcla con harina, y después el resto de la leche, y batimos. 
Después agregamos las 3 cucharadas de cajeta y removemos con la espátula hasta que esté totalmente combinada.

Repartimos la mezcla en las cápsulas y horneamos 22-25 minutos o hasta que el palillo salga limpio.
Sacamos y dejamos enfriarlos cupcakes en el molde por 5 minutos y después pasamos a rejilla, hasta que se enfríen por completo. 

Para el chessecream de cajeta, tamizamos el azúcar glas y luego lo batimos con la mantequilla y la leche a velocidad máxima hasta que se integre. Añadimos el queso, que ha de estar frío, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Después, añadimos las 3 cucharadas de cajeta y volvemos a batir hasta que se incorpore por completo. Cuanto más batamos, mayor consistencia tendrá la crema. Recordemos que ha de conservarse en la nevera si no vamos a decorar y consumir inmediatamente.

Ya que se enfriaron totalmente los cupcakes, los decoramos con la crema, ya sea con manga pastelera o con una espátula. Podemos añadir unos trocitos de nueces y un chorrito más de cajeta (yo no le eché porque no quería empalagar a los invitados, jiji).



Además por ser Navidad, ese día les puse unas perlas plateadas y copos de nieve. Como conozco a mi familia, que no es taaaaaaan golosa / dulcera, preferí hacer mini cupcakes (así no andan partiendo el cupcake a la mitad, jaja) y ya se comen los que quieran sin tanta culpa... También por eso la única decoración en fondant que hice fue para el cupcake central...el pobre osito polar duró como una semana porque mi hija se lo fue comiendo por partes (un brazo un día, una pierna otro y así :P)



Así lucían por dentro....y estaban, MMMMM... suavecitos y perfectos de dulzor!!!



El cheesecream de cajeta fue un descubrimiento que me encantó!!! Porque con merengue suizo no me apetecía :P Será que soy fan del queso Philadelphia!

Bueno, pues espero probéis en casa esta receta y que me contéis qué tal!!

Un beso grande,

Gauri


domingo, 13 de enero de 2013

Cupcakes con yogurt (o cómo seguir horneando sin salir rodando)

Después de haberme zampado un montón de galletas de chocolate con el pretexto primero de que eran para los Reyes Magos, y luego de que eran para mi hermano y una amiga...me comí casi la mitad de cada hornada :S

Aunque afortunadamente creo que no he ganado peso de manera notoria (me siguen cerrando mis pantalones) la cantidad de calorías ingeridas en forma de mantequilla y azúcar desde que comencé en mi aventura reposteril sí debe estar teniendo algún tipo de consecuencia en mi cuerpo...(de todas formas me propuse que en cuanto comience el calorcito, empezaré a caminar diario a buen paso por el parque :P)

Para que por el momento la culpa no me atormentara, como evidentemente sigo con ganas de hornear, me puse a buscar recetas menos cargadas de mantequilla (tanto en el bizcocho como en la cobertura) y voilà, buscando en el libro de Alma de Objetivo: Cupcake Perfecto (síiiiii, otra vez), en la sección de Cupcakes aptos para todos los públicos, me topé con una receta de Soja y arándanos veganos que era lo más cercano a lo que quería hacer porque llevan yogurt.

La modifiqué porque no soy fan de la leche de soja y porque no tenía yogur de arándanos, ni arándanos, jajaja, sino yogur de melocotón y maracuyá, y melocotones en almibar, así que no es una receta propiamente para veganos :P (sólo que no llevan huevo)



Así que me puse manos a la obra y me aventuré a experimentar un poco más, que es súper emocionante!!

Además era un muy buen pretexto que venía mi hermano de visita y le quería preparar algo fácil, rápido y rico, acompañado de un riquísimo chocolate con leche caliente, que me regaló mi papá cuando fui de vacaciones a México :P



Y esque el chocolate como lo preparamos en Michoacán (el estado de México donde nací), es mezclando mitad de tabletas de chocolate semiamargo (Moctezuma) con chocolate amargo (Uruapan). No porque no me guste el chocolate como lo sirven aquí en España, pero esque el chocolate con leche así, es la GLORIA!!



Por eso mismo, la combinación con un cupcake que no sea tan dulce, es espectacular, además de que la casa olía delicioso con el aroma que desprendía el horno + el del chocolate recién hecho y batido con el molinillo de madera para hacerlo espumoso, mmmmm!



Bueno, pues aquí está la receta:

Cupcakes de melocotón con yogur de melocotón y maracuyá

Ingredientes para 12 cupcakes:
  • 80 g de harina
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura (tipo Royal)
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 45 ml de aceite suave (de oliva o girasol suave o los que dicen especial para repostería)
  • 80 g de azúcar blanco
  • 120 ml de leche entera
  • 3 cucharadas abundantes de melocotón troceado en cubitos muy pequeños (puede ser fresco o en almíbar)

Para decorar:
  • 400 g de yogurt de melocotón y maracuyá 
  • Trocitos de melocotón o mitades de nueces
  • Canela en polvo


Preparación:

Añadimos el zumo de limón a la leche y dejamos reposar 10 minutos. 
Precalentamos el horno a 180ºC (si es con ventilador, a 160ºC) y preparamos la bandeja con las cápsulas de papel (yo decidí no usarlas porque eran para consumo inmediato aquí en casa y usé moldes de silicona).
Tamizamos la harina con la levadura y la maicena y reservamos.

Batimos el aceite con el azúcar y la leche que preparamos, hasta que se integren. Añadimos la harina y batimos hasta que la mezcla sea homogénea. Con ayuda de la espátula, incorporamos el melocotón.

Repartimos la mezcla en las cápsulas / moldes y horneamos 20-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio  al pincharlos. Es importante NO abrir el horno antes de que pasen 20 minutos, porque pueden "desinflarse".
Sacamos los cupcakes y dejamos enfriar en el molde 5 minutos y después los pasamos a una rejilla, hasta que se enfríen por completo. 

Decoramos con el yogur de melocotón y maracuyá, un toque de canela y una nuez (o trocito de melocotón) por cupcake.

Listo!! A disfrutar sin culpa, jajaja!!



Espero os gusten!!

Besos y abrazos,

Gauri













martes, 8 de enero de 2013

Primera sesión fotográfica profesional!!

No cabe duda: tengo un hermano súperpro!! Es todo un artista, y es que a Edwin Pérez no sólo se le da bien el diseño gráfico, sino también la fotografía!!

Y hace unos días me propuso hacer unas fotos super chulas a algunos de mis cupcakes, con su cámara profesional, con sus luces y sobre todo, con su buen ojo ;)

Pues he aquí el maravilloso resultado, que hacen toooooooda la diferencia vs. las fotos que hice que mi cámara!


Esque me encanta la "escenografía" que les montó!!!



Este está decorado con una oreo bañada de chocolate blanco, envuelta como regalo con un lazo de fondant. Tenía tantas ganas de hacerla desde que las compre!!!


Intentando hacer el swirl estilo Magnolia Bakery en un tono violeta, este fue el resultado, a seguir intentando!!!



Esta me encantooooó, el cupcake con nutella se ve aún más rico con este enfoque, :P


Ahora, el turno del cupcake con la zanahoria de fondant!!


Probando nuevos colores de frosting y nuevas boquillas para aplicarlo con la manga pastelera...No miréis los dedos marcados en la crema ni los barquillos de turrón ya un poco blandos después de un par de días en la nevera, jiji :P


Y estos son los pequeñines, los mini cupcakes... Taaaampoco pongáis atención en que se despintaron las perlitas rojas del muérdago: el frío húmedo y sus estragos.....jiji


Espero os hayan gustado las fotos, a mí me fascinaron!! (también dice mi hermano que estaban buenos los cupcakes con todo y el par de días en la nevera, jeje)

Si queréis revisar más sobre el trabajo de esta joya de diseñador, pinchad en este enlace http://www.domestika.org/portfolios/edwinperezgomez

Os dejo un montón de besos y abrazos estrujados para quitar este frrrríioooooo!!! BRRRRRRRRR!!






domingo, 6 de enero de 2013

Mis primeras galletas: regalo de Reyes!!

El viernes antes de irme dormir, vi que Alma Obregón compartió en facebook una receta de Belle Cupcakes de unas galletas de chocolate para Reyes, que desde que las vi, se me antojaron un montón!!!

He de confesar que nunca había hecho unas galletas (si apenas tiene unos meses que comencé a husmear en el mundo de la repostería), y desde hace rato traigo ganas de hornear unas :) Será que tengo una amiga que prepara unas cada Navidad que son un peligro (no sobreviven ni ellas ni las intenciones de comerlas moderadamente).

Así que dije, "Buen pretexto hornearlas para los Reyes!!"




Modifiqué en algunas cositas la receta en la que me basé de Belle Cupcakes, porque en cuanto pesé las chispas de chocolate se me hicieron muchas (no soy taaaaan hiperchocolatera) y mejor reduje la cantidad de chispas y las reemplacé por nueces :)



Incluso Leo y mi hija que son ultrachocolateros, les parecieron ideales de dulzor (por lo menos para nosotros, ya más chocolate resultaría empalagoso :P).

Y las nueces creo que le dan un toque en el sabor y apariencia, mmmmmaravilloso!!!


Os paso entonces la receta con mis adaptaciones (menos chocolatosas + nueces), ya me diréis qué tal éxito tienen entre los vuestros!!


GALLETAS DE CHOCOLATE CON NUECES

Ingredientes para 20 galletas (originalmente dice 11 pero me salieron 20 de muy buen tamaño)

  • 120 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar blanco
  • 1 huevo mediano
  • 1/2 cuchardita de extracto de vainilla
  • 175 gr de harina de trigo
  • 30 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1/2 cuchardita de levadura
  • 1/2 cuchardita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cuchardita de sal
  • 100 g de chispas de chocolate
  • 80 g de nueces troceadas

Preparación:

Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea.
A continuación añadimos el huevo y la vainilla y batimos hasta que se incorporen del todo.

Tamizamos todos los ingredientes secos juntos: harina, cacao, levadura, bicarbonato y sal. Incorporamos esta mezcla a la anterior y batimos bien hasta conseguir una masa.

En este momento añadimos las chispas de chocolate y las nueces y removemos e integramos bien con una espátula o con las manos.

Ahora hacemos con nuestra masa de galletas una bola, la envolvemos en papel film transparente y la metemos en la nevera durante 45 min.

10 min antes de sacar la masa, precalentamos el horno a 190ºC (170ºC con ventilador), y cubrimos la bandeja con papel de horno.

Sacamos nuestra masa, y hacemos bolitas del tamaño de una pelota de golf y después presionamos un poco cada bolita. Las ponemos sobre la bandeja con una separación suficiente para que cuando crezcan en el horno, no se unan.

Horneamos unos 10-12 min.




Estarán listas cuando se hayan cuarteado y estén muy blanditas.



Las dejamos reposar de 3 a 5 min en la bandeja y las transferimos a una rejilla hasta que enfríen por completo. Una vez frías las podemos conservar en una lata de aluminio (si es que llegan a guardarse, porque las mías ya se han ido la mitad en una tarde!!).




Nosotros les dejamos 3 galletas a los Reyes Magos junto con su vaso de leche, y se las terminaron todas!!

Pues espero os gusten tanto como a nosotros y sus Majestades, jijiji

Un gran abrazo y que paséis un lindo día!