martes, 29 de enero de 2013

Cinnamon-Roll Cupcakes (o como saciar mi antojo de un Rol de Canela)

Pues después de someterlo a votación, esta fue la receta que ganó para ser la que inaugurara oficialmente la temporada "Sanvalentinesca" en el blog.

No os preocupéis quienes hayáis votado por las otras dos opciones, prometo que las publicaré durante el mes de febrero ;)

La verdad, la verdad, la verdad, el Día de San Valentín en particular, y en general las fechas creadas para incrementar el consumismo (Día del Padre, de la Madre, de los abuelos, etc...) no me encantan, sobre todo cuando se regala por obligación-compromiso-falsedad... Pero lo que es cierto es que cuando la emoción es auténtica, es muy chulo dedicar un día a festejar lo más importante en la vida: el amor.


Esta foto es de nuestro primer viaje juntos a Italia, en el Cilento, donde nació Leo...Uuuuuff!! Ver la foto me hizo ver cuántos años han pasado y cuánto hemos crecido juntos!!

Pero a lo que íbamos: a los cupcakes de rol de canela. Estos son de los primeros que hice, cuando un día traía un antojo ENOOOOORME de unos roles de canela. Prometedme que no os burlaréis del infantil detonador de mi antojo (es lo que tiene ser madre de dos pequeñas y que la mayor comparta tus gustos por las Lalaloopsys :P)




Entonces como a esas horas de la tarde/noche no me animé a salir (sobre todo por el viento que ya soplaba de otoño), me puse a buscar recetas para roles de canela y vi como cinco. Acabé cansada tan sólo de verlas e imaginarme lo tardado que sería y yo YA quería saciar mi antojo.

Entonces me topé con una receta de unos muffins de canela pero como no me convencían del todo porque yo quería el glaseado de un rol de canela, fusioné esa receta con esta otra de cupcakes de canela glaseados más lo que "le metí de mi cuchara" como decimos en México.

Pues el resultado fue este:


Así que ya no me enrollo más y os dejo esta primer receta elegida por vosotros para comenzar la semana en un dulce mood romántico :)

Cinnamon-Roll Cupcakes

Ingredientes para 12 cupcakes:

  • 115 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar mascabado
  • 2 huevos
  • 270 g de harina
  • 1 y 1/2 cucharadas de levadura (tipo Royal)
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 150 ml de leche
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas de nueces en trocitos

Para el glaseado:
  • 3 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 g de azúcar glas tamizada
  • 3/4 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de agua caliente

Para hacer el espiral: (invento mío, seguro habrá algún método mejor)
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1/2 cucharada de cacao (sin azúcar)
  • 1 cucharada de azúcar mascabado
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • Gotas de agua caliente hasta lograr la consistencia que desees para hacer el espiral




Procedimiento:

Precalentamos el horno a 180ºC (si es con ventilador, a 160ºC). Preparamos la bandeja de cupcakes con sus cápsulas.
Tamizamos los ingredientes secos en un bol: la harina, la canela, la levadura, el bicarbonato de sodio y la pizca de sal. Reservamos.
En otro bol, batimos la mantequilla con el azúcar mascabado hasta obtener una mezcla homogénea.
Después, añadimos uno a uno, los huevos y seguimos batiendo.
Agregamos la mitad de los ingredientes secos tamizados a la mezcla anterior. 
Ya que están bien incorporados, añadimos la mitad de la leche con la cucharadita del extracto de vainilla. Seguimos batiendo.
Repetimos agregando la segunda mitad de los ingredientes secos tamizados, batimos y después agregamos la segunda mitad de la leche. Finalmente, incorporamos los trocitos de nueces.
Batimos alrededor de 5 minutos hasta obtener una mezcla homogénea y semi-líquida.
Rellenamos nuestras cápsulas con la mezcla a 2/3 de su capacidad (lo más cómodo para este paso es utilizar una cuchara para sacar bolas de helado, así repartes siempre la misma cantidad en cada cápsula y se desprende fácilmente de la cuchara).
Horneamos por 20-25 minutos, o hasta que salga limpio un palillo al introducirlo a los cupcakes.

Mientras se hornean los cupcakes podemos optar por lavar y recoger un poco la cocina o preparar el glaseado (yo a veces opto por lo primero para adelantar, jeje). 
Bueno, para preparar el glaseado, batimos el azúcar glas tamizado con la mantequilla, el extracto de vainilla y las 2 cucharadas de agua caliente. 

Cuando los cupcakes estén listos, los dejamos reposar en la bandeja unos 2 a 5 minutos. Después cogemos cada cupcake y sumergimos la parte de arriba en nuestro glaseado. Si el glaseado se endurece un poco en el proceso, podemos meterlo a microondas y continuar. Podéis dar dos capas de glaseado, dependiendo de cada gusto.

Para preparar la mezcla "marrón" para hacer el espiral, simplemente mezclamos bien todos los ingredientes arriba mencionados. Ya que no escurre el glaseado de los cupcakes, con una manga pastelera y una boquilla muy pequeña (o incluso haciendo sólo un pequeño corte en la punta si es manga desechable) aplicamos nuestra mezcla marrón para hacer el espiral. 

Decoramos con sprinkles de corazones, con nueces o así solitos, son una delicia!!!!!!!



Los 12 cupcakes que hice volaron en dos días!! A veces nos comíamos de a dos, después de cada comida :P (qué culpa pero qué delicia!!!!) Madre mía, ya se me volvieron a antojar!! Ya hasta la tripa empezó a protestar....

Bueno, pues espero os haya gustado y si probáis a hacerla me decís qué tal os ha ido!!

Os dejo un abrazo fuerte, fuerte y enrollado ;)

Gauri












4 comentarios:

  1. ¡Qué delicioso!
    ¡Qué hermoso, mi corazón!
    Besos que digan cuánto te adoramos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!!! Los adoro y admiro yo también! Besitos!!

    ResponderEliminar
  3. hola!! soy de guatemala y hace una semana descubri tu blog y me ncanta leer tus recetas, aun no prueba hacerlas puesto que estudio dos carreras, pero me preguntaba aqui porque ingrediente podria yo suplir el azucar mascabada porque te juro no la encuentro!! Que padres tus recetas y experiencias te felicito!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola michelle! Qué gusto que disfrutes del blog! En cuanto a tu pregunta, el azúcar mascabado o moscabado no es más que azúcar moreno, de caña integral,y seguro que lo encuentras en cualquier supermercado.
    En caso de no encontrarlo, puedes reemplazarlo sin problema por azúcar blanco, refinado, en las mismas proporciones. La intensidad del dulzor es similar, la diferencia que notarías es muy ligera (el azúcar moreno tiene un sabor más a piloncillo, a miel de caña" y su textura es más gruesa).
    Espero te sirva la información y que me cuentes cómo salieron :)
    Saludos hasta Guatemala!!
    Gauri

    ResponderEliminar