martes, 19 de febrero de 2013

Red Velvet mini cupcakes (de repostera a alquimista)

No sé por qué pero cuando leía las múltiples versiones de recetas para elaborar unos cupcakes (o tartas o lo que fuera) de Red Velvet, a mi mente venían imágenes más parecidas a las de un alquimista. El hecho de que en la mayoría de los casos las recetas indican que el secreto para lograr el intenso color rojo está en la reacción que hace el vinagre con el suero de leche y con el bicarbonato de soda, me asustaba un poco (qué tal si no me salían bien?!). Sobre todo porque la primera vez que los hice eran para mi hermano, como regalo de su último cumpleaños de los "veintes".


Entonces estuve como dos días buscando videos y recetas, en inglés y en español para lograr hacerme una idea lo mejor posible del proceso y "ensayar" en mi mente lo más que pudiera, con la idea de echar a perder lo menos posible :P

Estuve investigando y me llamó la atención la historia detrás de la tarta de red velvet (terciopelo rojo, en español) que por algo en EEUU y Canadá es de las recetas más famosas. Es evidente que el nombre surgió por el color rojo intenso del bizcocho. El contraste con la crema blanca es lo que termina de hacerlo tan sofisticado y particular.

Hay varias teorías sobre su origen, ya que algunos dicen ser de EEUU y otros afirman que surgió en Canadá. No se sabe bien cuándo surgió pero sí se sabe que en los años 20's, el Red Velvet era propiedad del Hotel Waldorf-Astoria de New York y guardaban la receta como un gran secreto (casi como la receta de la Coca-cola hoy en día, supongo, jaja). También en Canadá, alrededor de los 40's, la cadena de restaurantes y pandaderías Eaton lo promovía como su receta exclusiva.

Lo bueno es que tarde o temprano alguien la consiguió y con el tiempo se difundió tanto que dejó de ser un secreto (no por eso deja de tener su chiste elaborarla!).

Aunque hay una enorme variedad de recetas de la misma tarta de red velvet, todas llevan colorante rojo alimentario, y la reacción entre el vinagre y el buttermilk (suero de leche) es lo que revela mejor las antiocianinas rojas en el cacao.

Como después de un rato me perdí con tanta receta, decidí irme por la que publicó mi "gurú" de los cupcakes (Alma Obregón evidentemente) en su libro Objetivo: Cupcake Perfecto. Era la más sencilla que encontré y le tengo casi una fe ciega a sus recetas.

Y tenía razón!! Salieron buenísimos!!


Lo que sí es que no sé si tenía que echarle un poco más de colorante rojo o si no fui lo suficientemente rápida entre que burbujeó el bicarbonato con el vinagre y que mezclé-repartí y metí al horno....o la alquimia no se me da tan bien, jajajaja! Porque viendo el color resultante, rojo, rojo, así lo que se llama rojo intenso, no quedó: quedó como color cacao medio rojizo :P

Pues bueno, me dejo de rodeos y os dejo la receta de Alma, que ahora sí no modifiqué ni pío.

Red Velvet cupcakes
Ingredientes para 12 cupcakes o 48 minicupcakes

Para el bizcocho:

  • 60 ml de aceite de oliva suave (o vegetal para repostería)
  • 160 g de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 1 cucharada rasa de cacao sin azúcar (yo uso marca Valor)
  • 1 y 1/2 cucharaditas de colorante en pasta rojo 
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 125 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 g de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
Para el cheesecream:
  • 120g de mantequilla (siempre a temperatura ambiente)
  • 300g de azúcar glas / impalpable
  • 125g de queso cremoso de untar (no light)
  • 1 cucharada de leche semidesnatada
Procedimiento:

Precalentamos el horno a 180ºC (si es con ventilador, a 160ºC). Preparamos las cápsulas de papel para cupcakes en el molde. 
Preparamos el buttermilk casero (suero de leche), colocando la leche en un vaso y añadiendo el zumo de limón. Dejamos reposar entre 5 y 10 minutos.

En un bol, batimos el azúcar con el aceite hasta que estén integrados. Sin dejar de batir, añadimos el huevo y el extracto de vainilla. En otro bol, tamizamos la harina con el cacao. Batiendo a velocidad baja, añadimos la harina con cacao a la mezcla anterior, alternándola con el buttermilk que preparamos anteriormente.
Después, en un vasito, disolvemos el vinagre con el bicarbonato de soda y, cuando esté burbujeando, lo echamos a la mezcla anterior. Cuando la masa sea homogénea, agregamos el colorante rojo. Aquí es donde podemos jugar un poco con la cantidad de colorante, según la intensidad que deseemos (para la próxima yo agregaría quizá 1/2 cucharadita más).

Repartimos la mezcla en las cápsulas de papel, y horneamos durante 20 minutos o hasta que los pinchemos con un palillo y éste salga limpio. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar por 5 minutos en el molde. Después los sacamos y dejamos enfriar por completo en una rejilla.

Mientras, preparamos el cheesecream:
Tamizamos el azúcar glas y luego lo batimos con la mantequilla y la leche a velocidad máxima hasta que se integre. Añadimos el queso, que ha de estar frío, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Cuanto más batamos, mayor consistencia tendrá la crema. Ha de conservarse en frío si no decoraremos inmediatamente nuestros cupcakes.

Ya que se enfriaron totalmente los cupcakes, y que ya nos los vamos a comer, los decoramos (puede ser con manga pastelera o espátula). Para finalizar podemos agregar azúcar rojo. Yo lo preparé agregando un poco de colorante rojo a un par de cucharadas de azúcar blanco. Lo espolvoreamos encima del cheesecream y voilá!!


Yo además hice corazones de fondant rojo para simbolizar el amor con el que se los había hecho a mi hermanito :)


Lo que se me ocurrió para su regalo de cumple, fue hacer puros minicupcakes y un cupcake que metí en un frasco de vidrio, le puse un lazo y una tarjetita :)


Cerrado herméticamente y listo para entregar!!


De sabor estaban muy buenos, pero quizá me hubieran gustado más esponjosos aún y más rojos! La próxima vez que los haga si me salieron mejor os aviso (y si no, también, jajjaja! que de los errores se aprende!!).

Que siga siendo un mes estupendo y mil gracias a cada uno por seguirnos.
Os envío muchos besos y abrazos para este inicio de semana!!

Ciao!!!

Gauri

2 comentarios:

  1. Se ven simplemente maravillosos y exquisitos!!!
    Beshos!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno que te gustaron papi!! Te mando montones de besos!

    ResponderEliminar